sábado, 11 de marzo de 2017

Otras manías que no están muy bien vistas

La adicción al porno gratis, como ya os decía anteriormente, tampoco tiene por qué verse como algo traumático y que vaya a abocar nuestra vida al desastre, siempre y cuando sea algo que puedes controlar más o menos en su totalidad y no se convierta en el sentido de tu vida. Claro que este pensamiento puede chocar de frente con lo que entendemos por "adicción", que es algo que se escapa de nuestras manos, y quizá debamos estar atentos a ello antes de que nos veamos así:



Realmente, denominar lo que me pasa como una adicción también sea algo exagerado por mi parte, de todas formas; me encanta ver vídeos porno, no hago mal a nadie ni a nadie molesto, y quizá el único perjudicado soy yo, que a veces me dejo el miembro tan escocido que hasta me duele de tanto pajearme. Pero en realidad lo puedo controlar perfectamente, y nunca lo pondría por delante de estar con una chica de carne y hueso, eso seguro; así que quizá mi único problema sea el pasar mucho tiempo a solas y tener que entretenerme en algo, que, por supuesto, es lo que más me gusta. De todas formas, tampoco le doy demasiadas vueltas, una vez que sé perfectamente quién soy  cómo me comporto.

Que mi manía sea algo que practico en la intimidad ayuda bastante a que sea sobrellevada. Otras, sin embargo, no son tan fáciles de esconder, aunque se diera el caso de que quisiera. Si en vez del porno me decidiera a buscar relacionarme con mujeres para llenar ese vacío, se me tacharía de donjuán y mujeriego, y terminaría con bastante mala fama; pero no creáis que esa es la peor. Finalmente, por mucho que eso me rebajara ante las féminas, siempre sería admirado por mis congéneres masculinos (eso, en el caso de que tuviera éxito y ligara bastante, cosa que no veo muy probable, la verdad).

Por cierto, hay manías no sólo difíciles de disimular, sino que además se ven bastante feas a los ojos de los demás. Por ejemplo, el tabaco, que en los últimos tiempos se ha visto como una plaga más que como un vicio, y que no sólo molesta a la vista sino también al olfato, por no hablar de la salud. El comerse las uñas, que a veces da bastante asco sólo de pensar en la cantidad de microbios que llegan a nuestro cuerpo a través de las manos. O esa costumbre tan masculina de escupir al suelo, que en realidad a mí nunca me ha gustado, pero que ya no gusta a nadie creo yo, o, al menos, cada vez a menos gente.



Y luego está eso que tanto gusta a algunas parejas, sobre todo jóvenes, de ponerse a follar en público (una costumbre ¿fea?, jeje), aunque lo mismo aquellos que reniegan de ella es más por envidia que por poder estar viéndolo con sus propios ojos. Al menos, eso me pasa a mí.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Recaer en tu adicción al porno gratis


El otro día terminaba mi primer post diciéndoos que estaba viendo la luz al final del tunel y hoy confieso que he recaído en mi adicción al porno gratis y debo deciros que no me siento mal, todo lo contrario, estoy encantado porque asumo mi condición de adicto sexual o como lo quieran llamar, esto viene a ser como dejar de fumar porque sabes que lo tienes que dejar pero no ves el momento y siempre serás un fumador aunque no cojas un cigarrilo.

Pues con los videos porno exactamente lo mismo y no importa que estés casado con la mujer más maravillosa del mundo o que seáis una de esas parejas que disfrutan bestialmente del sexo a diario, la tentación de hacerte unas pajas viendo videos xxx siempre estará presente y tarde o temprano acabarás encerrado en tu habitación dándole a la manivela XDDD.

De nuevo os digo que ante todo hay que mantener la calma porque no os podéis dejar condicionar por un simple video porno, al fin y al cabo están ahí para que lo veas y a nadie le amarga un dulce, mucho peor es ser una mala persona, robar o se un maltratador, entonces eso si que deberías mirártelo porque hay que ser muy ruin para hacer esas cosas.

Ante todo siempre tiene que estar presente el humor y hay que reírse de uno mismo, ¿que te llaman pajillero pervertido?, pues bueno, a lo mejor hasta tienen razón y no tienes por qué tomártelo a mal, la moral siempre bien alta y si por una de aquellas empiezas a calentarte la cabeza más de la cuenta por lo que haces o dejas de hacer, es tan fácil como una buena sesión de sexo en vivo y verás cómo se te quitan las tonterías pero rápido.

Aquí estoy compañeros, he vuelto a perder el control y no me importa lo más mínimo, esta es la actitud que deberíamos tener todos y seguro que nos iría mucho mejor, de nada sirve perder el tiempo calentándose la cabeza porque luego no llegas a nada en concreto y has pasado una temporada con mal cuerpo, sin dormir y con remordimientos...

domingo, 27 de noviembre de 2016

El blog para las personas maniáticas


Tal y como su nombre indica, webmanía es un blog para gente maniática como tu y como yo, personas escrupulosas a las que les gusta hacer las cosas excesivamente bien pero que a veces se obcecan. Los maniáticos somos personas muy quisquillosas y personalmente no me arrepiento de ello puesto que en esta vida se trata de hacerlo bien, no mal, pero cuando todo lo conviertes en una obsesión, entonces ya no mola tanto...

Como es normal uno no siempre está contento con sus actos y en mi caso no es que me arrepienta de muchas cosas, pero por poner un ejemplo, soy un completo adicto al porno y a las chicas, supongo que a la mayoría de los hombres nos pasará algo parecido, pero creo que pierdo demasiado tiempo buscando los mejores videos xxx puesto que ninguno acaba de terminarme.

Aparcar el coche de una forma determinada, ponerle la comida al gato siempre a las mismas horas, lavarte las manos constantemente, pensar que la gente te mira mal, tener ciertos rituales o repetir frases mentalmente que si no lo haces como que no estás bien... todas estas y muchas otras cosas son características de las personas como nosotros y de vez en cuando hay que resetear el cerebro porque al final puedes acabar completamente loco.

La tecnología y los teléfonos móviles no son buenos aliados para nosotros, perdemos mucho tiempo revisando correos, leyendo la prensa, consultando el whatsapp o mirando lo que ha puesto la gente en Facebook, si os paráis a pensar no necesitamos en absoluto tener que hacer estas comprobaciones cada cinco minutos en el mejor de los casos y es que al final tienes la necesidad constante de tener noticias nuevas o de que te suceda algo que cambie tu rutina.

En este sentido os puedo decir que la rutina debes cambiarla por ti mismo sin esperar a que factores externos lo hagan, de ahí la importancia de no tener aspiraciones demasiado altas porque las frustraciones serán mucho mayores como no te salgan las cosas tal y como lo habías previsto.

Precisamente la previsión es otra de nuestras manías, queremos tenerlo todo controlado y todo lo que se salga de nuestro esquema nos produce una mala sensación en todo el cuerpo porque nos toca reestructurarlo todo de nuevo y eso nos causa ansiedad, seguro que os estáis sintiendo muy identificados conmigo y es lo que pretendo, quiero que estéis tranquilos porque no sois únicos en esta rara especie e intentaré ayudaros lo máximo que pueda, después de haber pasado por todos los procesos creo que al fin estoy viendo la luz...